OPEX

Servicios OPEXenergy en Ciclos Combinados

Ciclos Combinados

Estación de Regualación y Medida (ERM).

NDICE:

1.ERM.

2. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE UNA ERM.

1.LA ERM.

El gas natural que se suministra a la turbina ha de tener unas condiciones muy determinadas. Debe tener una presión en un rango concreto, debe llegar a una temperatura correcta y el grado de limpieza debe estar controlado. Además, la composición química del gas natural tiene que estar controlada. Por último, debe conocerse la cantidad de gas que se consume y su poder calorífico, a efectos de facturación del combustible consumido. La estación de regulación y medida (ERM) tendrá como función regular la presión del suministro de gas a la turbina  para mantener siempre una presión constante y medir la cantidad suministrada a la instalación. El sistema de medición debe cumplir con los requerimientos de la compañía suministradora.

 Por lo tanto las principales funciones de la estación de gas son:

 · Que el gas que se reciba en la turbina tenga una presión constante y dentro de unos rangos muy concretos ya que la presión del gas suministrado a la ERM puede variar dependiendo del gaseoducto que nos alimentemos, si nos alimentamos de depósitos propios la podremos regular nosotros más fácilmente, no dependiendo que otro consumidor nos pueda tirar la presión de dicho gaseoducto al consumir mucho de repente.

· Que la temperatura sea la adecuada, para evitar la formación de hielo por la condensación del vapor de agua.

· Que el gas se reciba limpio, sin partículas que puedan ocasionar problemas.

· El caudal y la composición deben ser conocidos.

Figura 1. Esquema del proceso realizado  en la ERM.

2. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE UNA ERM.

Figura 2. Parte de la estación de regulación y medida.

Una estación de regulación y medida esta compuesta principalmente por los siguientes equipos:

· Filtros: limpian el gas de las posibles impurezas sólidas que se pudiesen arrastrar. Pueden ser de varios tipos: de cartucho, ciclónicos, etc. Además de los filtros anteriores se colocan otros antes de la turbina para conseguir un filtrado más fino, intentando que no pase ninguna impureza.

· Válvulas reductoras de presión: si el gas tiene más presión de la que se necesita en al turbina, tendrá que atravesar unas válvulas reductoras de presión hasta ajustarse a la necesaria.

· Compresor para el aumento de presión: si por el contrario el gas de la línea de suministro tiene una presión inferior a la necesaria, será necesario comprimirlo. Es posible que subsistan los dos sistemas (compresión y expansión) en la misma ERM, ya que la presión del gas puede fluctuar, por efectos sobre el suministro de otros consumidores.

· Sistema de precalentamiento para elevar el punto de rocío, debe disponerse de un sistema de calefacción para evitar congelaciones del agua que pudiera contener el gas. Hay que tener en cuenta que ante una expansión, el gas pierde temperatura. Si como efecto de una expansión la temperatura bajara por debajo del punto de rocío, el agua contenida podría congelarse, provocando la formación de hielo, cosa que no interesa ya que serían como proyectiles, sobre todo en la turbina de gas. El gas se calienta sólo ligeramente, hasta alcanzar los 15 o 20 grados.

· Sistema de calentamiento para la inyección del gas a turbina: antes de entrar en la turbina, y para una correcta combustión, el gas se calienta nuevamente, ya ajustado en presión, y puede alcanzar temperaturas de entre 25 y 140 ºC en la entrada. Para este calentamiento suele tomarse vapor del ciclo, utilizando intercambiadores, también pueden utilizarse calentadores eléctricos.

· Cromatógrafo y Caudalímetro: la compañía suministradora necesita, para facturar, que se instalen caudalímetros para saber el caudal de gas consumido. Además, hay que tener en cuenta que el gas no se factura por volumen o peso, sino que se factura como energía (actualmente se hacer por kWh, anteriormente la unidad era la termia, 1 termia = 1 millón de calorías, por tanto, es necesario saber cuál es el poder calorífico del gas, pues el caudalímetro nos dará el volumen de gas que ha atravesado la línea. Para conocer este poder calorífico se instala un cromatógrafo, debidamente calibrado, que se encargará de aportar el dato de la composición y el poder calorífico del gas. Habitualmente, caudalímetros y cromatógrafos pueden estar duplicados, pues las cantidades de dinero que se facturan a través de ellos justifica sobradamente la instalación de equipos de reserva

Politica de privacidad